La insatisfacción vital

Las “pequeñas” cosas de la vida 

La vida tiene su lado amable, alegre y su lado cruel, triste, que te da y te quita cosas, produce grandes emociones, te hace vivir.

En ocasiones algún hecho grave o triste nos produce un gran malestar y puede darse el caso en algunas personas, que queden atrapadas y bloqueadas en la emoción negativa producida por el evento.  Y así, poco a poco se puede caer en la tristeza, depresión, desesperanza, consumo de sustancias….y terminar por presentar unos elevados niveles de insatisfacción crónica mantenidos en momentos de su vida y que causan un gran malestar y sufrimiento en la vida.

Hay muchas áreas en la vida de una persona y cuando nos ocurre algo negativo en una de ellas hemos de fijarnos en que sólo es una parte de nuestra vida y no focalizarnos en el malestar que nos produce, si no en buscar soluciones.

Diferentes áreas y una sola vida (Fuentes de insatisfacción)

Un área que produce gran sufrimiento hoy en día es el área laboral. El paro a largo plazo es un gran estresor, que produce malestar e inseguridad. Hay ocasiones que a pesar de tener un trabajo que nos permite mantener un nivel de vida digno se siente insatisfacción con el mismo, o se crea un negocio y llevando algo de tiempo  el resultado es negativo. Hay que fijarse en que cuando se crea un negocio o cuando empezamos a trabajar, estamos plantando las semillas para tener en un futuro, un hermoso jardín.

Otra fuente de insatisfacción vital es la rápidez con que se mueve el mundo. Esto crea impaciencia por conseguir las cosas pronto sin darles su tiempo y espacio, teniendo las cosas tan a mano, no damos margen y sabemos que hay cosas que llevan su tiempo, como tener un bebé o conseguir el trabajo de nuestros sueños. En otras ocasiones no se disfruta las cosas cuando por fin se consiguen o no son tan buenas como se esperaba.

La insatisfacción humana, se nutre de la comparación entre personas. De entre  las conductas tóxicas humanas, esta es una de las más dañinas que podemos tener. Cada persona es diferente, tiene unos aspectos potentes, otros más flojos. Aquí es donde la autoestima juega un papel muy importante, y si al final se quiere ser como otro, la persona queda devaluada y no se acepta tal y como es. Otra cosa es querer mejorar estudiando o aprendiendo, abrirse a nuevas experiencias y dándose el valor que se merece.

La insatisfacción puede venir de pequeñas cosas que traspasan el resto de áreas que componen a la persona, como por ejemplo: “no me gusta mi coche”, “mi pareja cuando hace tal o cual cosa “, “mi trabajo es el peor del mundo”, ” mis relaciones sentimentales y/o personales son catastróficas”.

Me siento desorientad@, ¿Qué hago?

 

Lo primero que recomendaría es buscar unos objetivos con los cuales reorientar su vida, tener un motivo por el cual levantarse cada mañana y luchar.

En segundo lugar estaría bien revisar nuestra vida hoy en día, qué hago por mejorar mi insatisfacción, qué pienso sobre la situación, y qué siento. Esto nos daría una panorámica de como afronto el momento y si puedo mejorar algún aspecto o si tengo pensamientos irracionales o poco adaptativos.

Y por último tomar una actitud en la cual yo soy el dueño de mi vida y no atribuyo sólo a factores externos mi situación actual.

Si aún así sientes que necesitas ayuda profesional para superar el momento no dudes en ponerte en contacto con un psicólogo que te apoye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *